NO SE OLVIDEN DE ENVIARME INFORMACIÓN, FOTOGRAFÍAS, ETC. SOBRE LA FIESTA DE LA ROSA MYSTICA EN SU PAÍS, CIUDAD, BARRIO, HOGAR, PARA QUE PUEDA PUBLICAR EN ESTA PÁGINA.

rosamysticapy@hotmail.com

GRACIAS

Hey visitor!

TE INVITO A QUE VISITES

LA WEB DE NUESTRA GRAN REINITA

"La Divina Infantita"

Conoce todo acerca de su Devoción

www.granreinita.jimdo.com

 TE INVITO A QUE VISITES LA WEB DE CHIQUITUNGA

Venerable Carmelita Descalza - Paraguay

Esperamos pronto sea Beatificada

www.chiquitunga.jimdo.com

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com

RECOMIENDANOS...!!!

TRADUCE AQUI ESTA PÁGINA

Echa un vistazo Galería de imágenes
y amis  links favoritos

VOTA POR TU PREFERIDO HAZ CLICK EN LA IMAGEN DE ABAJO

VOTA POR CUAL PESEBRE TE GUSTA
VOTA POR CUAL PESEBRE TE GUSTA

Rosa Mística: A un paso del reconocimiento oficial de las apariciones

El domingo de 3 de enero de 2009, la Comisión "Rosa Mística, Madre de la Iglesia" recibió el reconocimiento oficial por parte de Monseñor Martinelli, perteneciente a la Academia Pontificia de la Inmaculada en Roma.


Esto significa que desde esta fecha hay un oficial del Vaticano, que se ocupará de las apariciones de Montichiari y Fontanelle.
Es el primer paso importante y excepcional para el reconocimiento de la autenticidad de las apariciones de María como Rosa Mística.


Ahora, los documentos que son urgentemente necesarios es confirmar la existencia de grupos de Oración, Instituciones Religiosas, Conventos, Parroquias, Capillas, Oratorios etc, que lleven la advocación ROSA MISTICA con el fin de preparar un expediente totalmente confiable y transparente con direcciones, nombres, y las fechas de las personas de contacto.


Más tarde, también se presentarán los casos de curación del cuerpo y del alma.
 

 

Fuente: rosamysticametan.blogspot.com

 

Actitud de las Autoridades Eclesiásticas

Las apariciones de María Santísima como "Rosa Mística" en la localidad de Montichiari (brescia, Italia) aun no han sido reconocidas como sobrenaturales por el Obispado de Brescia.



Testimonio de quien fue Cura Párroco de Montichiari durante el tiempo de las apariciones



Fuente: Libro: "María, Rosa Mística, Montichiari-Fontanelle" de A.M. Weigl



Dejemos la palabra a Monseñor Francesco Rossi, quién fue párroco de Montichiari desde 1949 a 1971.
En una entrevista que tuve el 21 de junio de 1973 con dos sacerdotes, el uno italiano y el otro alemán refirió lo siguiente: “Cuando el 8 de diciembre de 1947 se apareció la celestial Madonna a Pierina Gilli, teniendo por testigos a miles de personas, en la Iglesia de Montichari, y no estuve presente personalmente porque ejercía mi curato en Gardone, pero ya me había llegado la fama de las apariciones.
En Julio de 1949 fui nombrado Cura de Montichiari y permanecí en mi oficio durante 22 años. Al poco tiempo de mi llegada supe por los sacerdotes del lugar, por mis capellanes y más que todo por mis feligreses, muchos pormenores sobre el particular y también conocí detalladamente los tres milagros de ese día.
En la Iglesia de Montichiari fueron curados: un niño que sufría de parálisis infantil y una señorita que padecía tuberculosis y que más tarde entró al convento; y aquí en Montichiari, en su casa privada, fue totalmente curada una señorita anormal de 36 años, que alcanzó favor por intercesión de su cuñada, quien al rezar el rosario exclamó: “¡Oh amada Madre de Dios, si es verdad que te apareces ahora en la Iglesia de Montichiari, cura a esta pobre enferma!”… Más tarde he tenido ocasión de escuchar otros muchos detalles sobre todo esto.”
Monseñor Rossi declara: “Estoy absolutamente convencido de la autenticidad de las apariciones”.”Siendo Párroco de Montichiari, hice colocar unos reclinatorios en el centro de la Iglesia, debajo de la Cúpula, rodeando el preciso lugar donde la Virgen posó sus pies. Aunque no tenía ninguna duda sobre la veracidad de los hechos, no me parecía conveniente que los peregrinos, especialmente las mujeres, llevadas por su entusiasmo, cubrieran de besos ese lugar. Los reclinatorios evitaron esas manifestaciones, pero fueron quitados por consejo del Obispo, en su visita a la Iglesia y puse en su lugar, un gran florero, en señal de respeto y devoción.
Más tarde, siguiendo las indicaciones de Pierina, encargué una estatua de la Virgen, en Ortisei (San Ulrico) Grödnertal. Me encontré allí con Perathonner, hábil y notable escultor, de familia muy cristiana y padre de ocho hijos, con quien hice el contrato, encareciéndole: “¡ Esculpa la imagen de la Madonna, según mis indicaciones y tan bella como sea posible. Habrá que tallarla de rodillas, como se dice que lo hicieron algunos artistas de obras religiosas, entre ellos Fray Angélico. ¡Que la Madonna resulte toda hermosa!”. No sé si atendió estas recomendaciones, pero cuando Perathonner me hizo la entrega de la estatua, estaba radiante de felicidad, asegurando que jamás había salido de sus manos una Madonna ¡más hermosa!.
Esta estatua fue colocada sobre el altar de la Capilla que queda en la nave derecha de la Iglesia de Montichiari. Durante mis 22 años de Párroco, pude observar que de esa estatua de la Madonna emana una virtud singular. Ante ella los hombres se sienten forzados a caer de rodillas y muchos son tocados interior y eficazmente por la gracia; los he visto llorando de emoción mientras rezan a sus pies y he presenciado conversiones admirables.

 

Pierina por su parte asegura: “¡La estatua tiene mucha semejanza con la Madonna que veo en las apariciones, aunque sin alcanzar ni de lejos, su inefable belleza y la fascinación de su amor maternal!”.
Además Pierina testifica el milagro que ocurrió cuando la estatua de Rosa Mística iba a ser colocada en la Iglesia. Dos semanas antes de este acontecimiento, la imagen fue llevada, como Peregrina, en procesión por toda la Parroquia de Montichiari.
Un hombre, que hacía mucho tiempo sufría una infección purulenta en un oído, logró tocar la estatua con un algodón que luego, lleno de confianza, introdujo en su oído enfermo. Cuando poco después sacó el algodón empapado en pus, encontró dentro una astillita de hueso. Desde aquel instante quedó completamente curado.
Monseñor Francesco Rossi continúa:
“El Obispo Giacinto Tredici, no tomó una actitud definitiva con respecto a las apariciones, aunque para mí tengo que las creía auténticas y verídicas. Esta impresión personal la confirmé en las repetidas conversaciones que los dos sostuvimos. En la visita pastoral de 1951, declaró en la Iglesia, ante numerosa concurrencia:
“Aunque no tenemos todavía las pruebas absolutamente claras del carácter sobrenatural de las apariciones, tenemos a favor de su veracidad un número considerable de hechos sobrenaturales”.
Monseñor Giacinto Tredici organizó una comisión de investigación para examinar los hechos pero, según mi firme opinión, ese órgano inició su trabajo con una desfavorable prevención y en un tono negativo, de modo que no cumplió con el deber asignado y sucedió que: Ningún milagro ha sido examinado de modo suficiente. Ningún testigo interrogado, ni su testimonio tenido en cuenta. Y un médico terminó por afirmar que Pierina era morfinómana, lo que es una maliciosa calumnia difamatoria.
Pierina explica así este despropósito: “Con ocasión de aquella visita médica, fui interrogada acerca de enfermedades anteriores. Respondí que había sufrido de cálculos renales y había recibido calmantes como alivio a los dolores de los terribles cólicos. Esto fue suficiente para que el médico me declarara morfinómana y la comisión médica que debía estudiar el asunto, aceptó sin más, este veredicto y no tuvo en cuenta el diagnóstico del Profesor Onarti, médico psiquiatra de Brescia, quién testificó, después de un detenido examen que se trataba de una persona completamente sana y normal”.
Monseñor Rossi prosigue: “Llegué a saber que Pierina envió al Santo Padre Pío XII una relación detallada de todo lo ocurrido en las apariciones, sin embargo esta información no llegó nunca a sus manos, pues lo impidieron sacerdotes que estaban en su contra”.
“Es que Pierina ha tenido adversarios en continua oposición, pero ahí vemos, de los miembros de la comisión de investigación, sólo uno vive, todos los demás han muerto”.
“Pero tiene, asimismo, personas que la apoyan y trabajan en su favor. Entre otros Monseñor Giacinto Tredici, amigo y compatriota del cardenal Roncalli, más tarde Papa Juan XXIII, quién personalmente creía en la autenticidad de las apariciones, pero estaba presionado por el rechazo de otros.”
“Aunque las apariciones de la Virgen tengan tantos y tan enconados enemigos, los hechos refutan sus objeciones; a Montichiari y sobre todo a Fontanelle vienen en constante peregrinación miles de personas y allí se verifican prodigios y señales como en la vida de Cristo: los enfermos son curados; los endemoniados quedan libres; se suceden portentos en la naturaleza y lo que es más, los pecadores vuelven a Dios, pues son muchas y admirables las conversiones que allí suceden. Todas estas manifestaciones son para mí, prueba inequívoca de la autenticidad de las apariciones, corroborada por la oración constante y la reparación que allí se ofrece.”
“Por mi parte, confirmo con absoluta convicción la autenticidad de las apariciones de la Virgen. Habiendo sido párroco durante 22 años en el mismo lugar, he tenido numerosas experiencias y he podido ver, oir y aprender mucho. Por todo esto, me sentí en el deber y el derecho de colocar su estatua en la Iglesia, en donde es efectiva su milagrosa irradiación y en donde he tenido el consuelo de presenciar frecuentes y admirables conversiones. Cuando la Virgen se apareció en Fontanelle, me preocupé de arreglar con decoro el lugar agraciado con tantos privilegios y construí luego una pequeña capilla. Contraté en Ortisei, al hijo del escultor Perathonner para que tallara una segunda estatua de mayor tamaño que coloqué en Fontanelle y cumpliendo los deseos expresados por la Santa Virgen, levanté un techo que protegiera a los peregrinos y arreglé con comodidad el baño de la fuente”.
“Con estos hechos, me parece haber dado un testimonio eficiente de mi fe en las apariciones de María Santísima, que se afianza cada día que pasa, al presenciar tantos milagros, sobre todo tratándose de conversiones y de sobreabundancias de gracias.”

 

 

Fuente: rosamysticametan.blogspot.com