NO SE OLVIDEN DE ENVIARME INFORMACIÓN, FOTOGRAFÍAS, ETC. SOBRE LA FIESTA DE LA ROSA MYSTICA EN SU PAÍS, CIUDAD, BARRIO, HOGAR, PARA QUE PUEDA PUBLICAR EN ESTA PÁGINA.

rosamysticapy@hotmail.com

GRACIAS

Hey visitor!

TE INVITO A QUE VISITES

LA WEB DE NUESTRA GRAN REINITA

"La Divina Infantita"

Conoce todo acerca de su Devoción

www.granreinita.jimdo.com

 TE INVITO A QUE VISITES LA WEB DE CHIQUITUNGA

Venerable Carmelita Descalza - Paraguay

Esperamos pronto sea Beatificada

www.chiquitunga.jimdo.com

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com

RECOMIENDANOS...!!!

TRADUCE AQUI ESTA PÁGINA

Echa un vistazo Galería de imágenes
y amis  links favoritos

VOTA POR TU PREFERIDO HAZ CLICK EN LA IMAGEN DE ABAJO

VOTA POR CUAL PESEBRE TE GUSTA
VOTA POR CUAL PESEBRE TE GUSTA

TU ERES EL APOSTOL DE LA ROSA MISTICA. HORST MEHRING.

OPUS ROSA MISTICA.

Horst Mehring con su Virgen Peregrina
Horst Mehring con su Virgen Peregrina

“¡Tú eres el apóstol de la Rosa Mística!”

Con estas palabras saludó Pierina Gilli a Horst Mehring, cuando por primera vez la visitó en su casa en julio de 1975. A Pierina Gilli se le había aparecido ya varias veces la Santísima Virgen bajo la advocación de “Rosa Mística”. ¿Qué gran significado llevaban consigo éstas palabras? Imposible de imaginarse él en aquel momento, que esa corta frase sería el inicio de una obra de inmensa magnitud y belleza, que debería durar algo más de 30 años bajo su dirección. Si solamente lo hubiese intuido, qué miedo e incertidumbre hubiese invadido todo su ser, especialmente también lo que se refiere al sufrimiento, a la fatiga, a la renuncia y al abandono. De la grandísima estimación y del honor, con que las personas se le acercaban y le trataban, ni hablar, pues él ha sido siempre demasiado humilde, demasiado ¿cometido?, casi invisible como persona. Así  cargó, con completa ignorancia, con total desconocimiento acerca de lo que estaba por venir, esa gigantesca obra mundial sobre sus débiles hombros,  que con la edad avanzada se doblaron cada vez  más y más. La carga se hizo demasiado pesada. Sin embargo iba aún en aumento el peso, día tras día, especialmente durante los últimos dos años, cuando sus fuerzas se debilitaron considerablemente. Pobres, pequeños hombros, tan cargados, casi encorvados, con tanta humildad llevados. Pero la “Madre” tenía sus razones específicas al haberle elegido como su apóstol.  ¡Qué bien que nosotros de antemano no sepamos lo que nos espera en el transcurso de nuestra vida, sobre todo de lo que nos llega de la Divina Providencia en las encrucijadas de nuestra existencia. Nuestro corazón, nuestra valentía sería demasiado pequeña!


Así en el transcurso de los años, él entendía cada vez un poco más qué misión y responsabilidad gigantesca se le había predicho, que se inició con esas palabras, y que él mismo no lo pudo comprender ni entender en su totalidad hasta el final. Con él y a través de él “OPUS ROSA MYSTICA” debería iniciarse. Al principio insignificantemente pequeño, floreciendo y creciendo en lo escondido, trayendo frutos por la gracia de Dios desconocidos, realizándose un milagro tan patente, que no puede ser más grande. 


Con y a través de “OPUS ROSA MYSTICA” se cumplieron los mensajes de Nuestra Madre celestial, la “Rosa Mystica”, dadas en muchas apariciones en Montichiari y Fontanelle, siendo Ella misma misionera y peregrina, llevándolos a los confines del mundo.

Y a él, Horst Mehring, le había elegido la Madre Celestial, para que Ella sea llevada al mundo entero; sí, hasta los confines de la tierra. Al iniciarse la obra, él, durante un año completo, llevó a su peregrina de lugar a lugar, de familia a familia, casi día y noche. Y después él debía ir creciendo poco a poco en su gran tarea, en su gran misión… Pero ¡no tenía nada! ¿Cómo empezar?, ¿de dónde sacar las imágenes?, ¿adónde enviarlas?, ¿cómo organizar una peregrinación y con qué peregrinos?, ¿qué trayecto recorrer y en qué tiempo?, ¿qué oraciones hay que rezar?…  Preguntas tras preguntas y… tan escasas contestaciones. 


Si aquella vez nuestro pobre Horst Mehring se hubiese imaginado que era destinado a iniciar esta obra gigantesca y llevarla sobre sus débiles hombros, seguro que hubiese querido esconderse como en su tiempo San Martín, que al ser nombrado obispo, sintió que la carga y misión eran demasiado grandes. Felizmente él no captó la amplitud y el significado de las palabras dirigidas a él por Pierina Gilli  “¡Tu eres el apóstol de la Rosa Mística!”  ¡Qué misión, qué profética indicación, de la cual saldría algo inimaginable, algo realmente gigantesco!


Sobre cuatro fundamentos se basa  “OPUS ROSA MYSTICA”:

El primer fundamento: La peregrinación a Montichiari. Una peregrinación de penitencia, que debe realizarse cada mes, siempre durante el primer fin de semana, desde jueves a lunes (cayendo juntos el primer viernes en honor al Sagrado Corazón de Jesús y el primer sábado del mes, como ofrenda de expiación a la Santísima Virgen María. Durante más de 30 años él dirigió las peregrinaciones, que son la roca sobre la cual la obra ha sido fundada.


El segundo fundamento fue la casa Mehring y el incansable y sacrificado trabajo allí. Más y más se extendió en todas las habitaciones y hasta el último rincón de la casa. Más y más voluntarios llegaron ofreciéndose para trabajar en la obra. Unos trabajaron una vez a la semana, otros  emplearon durante seis días todas sus fuerzas, como por ejemplo Gertraude Berger y el señor Michael Rostovanyi. Él, con sus ya 91 años cumplidos, trabajó seis días a la semana, desde la mañana temprano hasta altas horas de la noche, siendo uno de los más importantes colaboradores de la obra. No solamente cumplió con un extraordinario trabajo diario, sino que participó también en cada peregrinación, hasta la última de diciembre del año 2006, cuando pocos días después  se fue hacia la patria celestial. A ti, queridísimo Michael, un eterno “¡Dios te pague!” así como también a los otros fieles colaboradores voluntarios.


La Madona “Rosa Mística” durante más de 30 años salió y sigue saliendo al mundo entero, viendo cumplido sus deseos expresados en sus diferentes apariciones.


Milliones de fotos, cantidades enormes de medallas, rosarios, estampas, libros de oraciones, libros azules con los mensajes, postales, devocionarios así como  aproximadamente cien mil imágenes con las tres rosas en tres diferentes tamaños: imágenes grandes para las Iglesias, imágenes peregrinas medianas e imágenes pequeñas para peregrinar en casas y familias, han salido al mundo y siguen saliendo mes a mes a través de OPUS ROSA MYSTICA. Las imágenes donde llegan comienzan a obrar de tantas y diferentes maneras para la Gloria de Dios. Mes a mes salen todavía de Alemania alrededor de doscientas imágenes hacia los confines de la tierra. Una obra gigantesca, una obra inconcebible, únicamente basada en donaciones y trabajo voluntario. Una grandísima parte va a los países faltos de recursos económicos, como por ejemplo: India, África, América Latina, Asia, también China y Rusia, y así a todos los cinco continentes del mundo entero.


El tercer fundamento son las donaciones de tantas y generosas personas, pues únicamente a través de estas donaciones funciona y se financia esta gran obra. Para que puedan seguir los envíos de imágenes y devocionarios solicitados, comparables con un río caudaloso que se convierte en un riego contra la sequía espiritual y religiosa, aliviando la miseria espiritual del hombre y el hambre y sed de Dios, se requieren grandes cantidades de dinero de muchos y generosos benefactores.  


El cuarto fundamento son las seis vigilias anuales, que se realizan en la iglesia de “San Miguel” en la ciudad de Bochum-Dahlhausen.

OPUS ROSA MYSTICA está completamente penetrado del primer gran mensaje de la Madre de Dios, bajo la advocación “Rosa Mística”, a Pierina Gilli el 24.11.1946, en el cual Ella pidió enfáticamente: “¡Oración – sacrificio – penitencia!” 


Este espíritu de oración, sacrificio, penitencia y expiación siempre ha penetrado, sigue penetrando y penetrará como incienso fragante a OPUS ROSA MYSTICA mientras exista.


Poner la inscripción en las bases de más de doscientas imágenes ha sido siempre un trabajo muy extenso mes a mes. Según el deseo de “Rosa Mística” únicamente el señor Horst Mehring podía realizar este trabajo. Él como todo lo demás, cumplió al pie de la letra este deseo de la Santísima Virgen, después de haber concluido su trabajo diario, seguido de las oraciones de la noche, hasta altas horas de la madrugada.


Pero tan solitario no ha sido Horst Peter Maria Mehring. Desde los primeros días personas complacientes, diligentes para ayudar lo rodearon, estrechándole su mano colaboradora y prestándole su servicio incondicional con buenos consejos y actuaciones. Las manos colaboradoras con el transcurrir de los años se multiplicaron para la Gloria de Dios. 

Colaboradores, que lo acompañaron durante años y otros durante varios decenios hasta ahora, como es el caso de Anneliese Schmidt, que estuvo al lado de Horst Mehring desde el primer momento hasta su último respiro, acompañándole hasta el cementerio, hasta su tumba en el año 2007. Ella, con sus ahora 88 años, enriquece cada vez con su presencia la peregrinación mensual, donde jamás ha faltado.


Tantos hay que participaron hasta que sus fuerzas los abandonaron; otros hasta que el Señor se los llevó consigo para la vida eterna. A todos ustedes, los tan queridos y apreciados peregrinos, a las almas expiatorias y almas víctimas un eterno “¡Dios les pague!” con su acostumbrada generosidad.


Todos llevaron la obra de la “Rosa Mística” sobre sus hombros, la apoyaron con sus donaciones, con sus sacrificios, con su presencia, con su colaboración, con sus oraciones, con sus sufrimientos ofrecidos, sin tomar en cuenta sus propias dolencias, su propia dificultad. Esa peregrinación de penitencia desde la ciudad de Essen, Alemania, hasta Montichiari/Fontanelle, Italia, se repite mes a mes, sin interrupción, desde hace más de 30 años. La peregrinación parte los jueves al mediodía, para llegar el primer viernes del mes al santuario de la “Rosa Mística”, permaneciendo allí también el sábado durante todo el día y regresando el domingo para llegar de regreso a Essen, Alemania, el lunes alrededor del mediodía.


Heladas, nevadas, granizadas y frío han sido los acompañantes climáticos de las peregrinaciones, igual que el calor en verano. No importaba si había lluvias torrenciales, vientos helados o sol abrasador: la procesión siempre tenía lugar. Muchos sacrificios se les pedía a los peregrinos, pues era una peregrinación de penitencia. Muchísimas veces la Santísima Virgen tuvo misericordia de los pobres peregrinos, y no fueron frecuentes las ocasiones en que se calaron hasta los huesos. En estos casos el interior del autobús se compara con un campamento de tropas, con cuerdas puestas para tender la ropa mojada, de modo que casi nadie puede pasar por el pasillo para llegar a su asiento.


Muy raras veces él iba adelante en la procesión. Su puesto acostumbrado ha sido normalmente más hacia atrás. Siempre humilde y sumiso, Horst Mehring por principio portaba el crucifijo y, junto a Cristo, él cargaba su propia cruz en su vía crucis personal.


Poco a poco se acerca el final de su largo viaje terrenal. En la peregrinación de abril de 2007 él se encontraba ya bastante debilitado físicamente, pero no quiso tomar en cuenta su delicado estado de salud. Ha sido realmente imposible pensar, que no participara en una peregrinación. En más de 30 años de peregrinaciones mensuales solamente dos veces faltó: en el año 2005 por enfermedad grave.


¡Obediens usque at mortem! – ¡Obediente hasta la muerte!

Aguantó hasta el final. Catorce días antes de su muerte y contra toda debilidad física,  participó con grandes dificultades en las últimas dos procesiones de su vida. Por última vez subió el sábado, 4 de agosto de 2007, al final de la procesión, por las gradas de la “Cruz de Gracia”. Solamente pocos días después debería subir por otras gradas, por otros peldaños, los peldaños que lo llevaron rumbo al Cielo.


Horst Mehring ha estado pendiente hasta de los más mínimos detalles mientras sus fuerzas físicas se lo permitieron. Estaba presente en todos lados casi al mismo tiempo; ningún trabajo ha sido demasiado para él.

Dirigió las peregrinaciones y toda la organización que de allí resultó, como por ejemplo el buscar el agua en la “fuente de gracia” y llevarlo al autobús, las guías de las oraciones, llevar las imágenes de la “Rosa Mística” durante la procesión prestar oído, ayudar dondequiera y tantas otras cosas.

Jamás expresó una queja: Ha sido siempre amable, complaciente, caritativo y sumamente humilde en todo su ser.


En la mañana del 18 de Agosto de 2007 Horst Mehring estaba sentado en su oficina, allí en su casa, rodeado de tantos papeles y de trabajo y entonces la Virgen vino a buscarlo y se lo llevó a CASA. (Fue encontrado muerto en su sillón, como si estuviera tomando un breve descanso).


“Felices los que habitan en tu casa, Señor,

y te alaban sin cesar.

Dichosos los que en Tí encuentran sus  fuerzas

y les gusta subir hasta tu Templo.

Pasando por el Valle Árido

encontrarán allí vertientes de aguas;

como una bendición

lo cubrirán  las lluvias del otoño.

Avanzan con vigor creciente

hasta, por fin, a Dios ver en Sión.”


Salmo 84 (83), 6-8


Conforme a estas palabras, querido Horst Mehring, tomándolas como pautas, viviste tu vida. Sin descanso caminaste hacía la Casa del Señor y ahora puedes contemplar cara a cara a tu Dios, a nuestro Dios.


Muy grande es la alegría de saber que ahora estás recogido en los brazos del Señor y de su Santísima Madre, liberado de toda carga, lucha y  fatiga, gozando de eterna felicidad.


Nuestra tristeza es muy grande, pues te extrañamos con gran dolor. ¡Te echamos de menos! Tu pequeño rebaño, que  con tanto amor, con tanta tolerancia y humildad llevaste, siente demasiado tu ausencia.


Nos consuela enormemente saber que tú arriba no vas a descansar, quedándote con las manos cruzadas, “retirándote de los negocios”, sino más bien desde las alturas del cielo nos ayudarás con toda tu fuerza, con toda la influencia que allí tienes.


Gracias, querido Horst Mehring, muchas gracias, porque hemos tenido la oportunidad de poder acompañarte en un trecho de tu camino.


Gracias por tu maravilloso ejemplo de vida, que nos diste a todos los que te han acompañado.


Fuente: angelicapajares.wordpress.com